Saltar al contenido
Diario Extra

Los cuatro candidatos para relevar a Toni Seligrat

mayo 14, 2021


Josep Maria Andreu, presidente del Nàstic, anunció este pasado miércoles que el Nàstic no renovaría a Toni Seligrat como entrenador y en consecuencia un nuevo técnico iba a aterrizar en Tarragona. En las horas previas al anuncio oficial de la marcha del entrenador valenciano se barajó con fuerza la posibilidad de anunciar con celeridad a su relevo. Sin embargo, el máximo dirigente dejó claro que hasta el 1 de junio no se conocerá de manera pública quien es el entrenador del conjunto tarraconense para la próxima temporada.

En todo caso, hay que recalcar que el anuncio se vaya a demorar hasta que acabe el mes de mayo no significa que el casting no esté abierto. En las oficinas de la Budallera se ha comenzado ya a trabajar sin prisa, pero sin pausa en recabar perfiles de los distintos técnicos que interesan. Van a ser días de reuniones, llamadas y ofrecimientos.

El banquillo de un gigante del barro como es el Nàstic anda huérfano y eso es siempre una buena nueva para los entrenadores que desean dar un paso adelante en sus trayectorias. El objetivo será el ascenso a Segunda División, un reto de alto calibre para el que no todos los perfiles responden. No obstante, el cerco cada día que pasa se estrecha más y hay cuatro perfiles que parten con ventaja (Pablo Alfaro, David Movilla, Nacho Castro y Raúl Garrido). Probablemente de uno de ellos salga el elegido, aunque la posibilidad de que irrumpa una sorpresa siempre es posible.

Pablo Alfaro es el primer candidato. El exdefensa de clubes como Sevilla o Atlético de Madrid, entre otros, presenta una trayectoria extensa y de banquillos de renombre como entrenador. Un técnico que ya gusta en Tarragona desde hace varios años y al que se le ha seguido la pista de cerca. De hecho, si Toni Seligrat hubiese sido cesado durante la temporada y el maño hubiese estado libre sin equipo probablemente hubiese sido elegido para reemplazar a la figura del valenciano.

Su última experiencia ha sido este mismo curso en un Córdoba al que llegó con la temporada ya empezada y con el que se quedó a las puertas de la PRO, un hecho que le costó el cese tras el final de la primera fase. Se trata de un técnico que se caracteriza por su experiencia a la hora de manejar vestuarios, por apostar por la competitividad de sus equipos por encima de cualquier idea. En otras palabras, sería darle continuidad al perfil de técnico que era Toni Seligrat.

David Movilla es otro entrenador que gusta y mucho en el Nou Estadi. Un técnico forjado en el barro y que ha vivido un duro camino hasta llegar al fútbol de bronce. El míster vasco está entre los favoritos, pero el problema es que entrena al Zamora en la actualidad y renovó el pasado abril.

El conjunto zamorano disputará el play off de ascenso a Segunda División y en la primera ronda se medirá al gran favorito para subir, el Badajoz. Desde Tarragona estarán muy pendientes de su devenir, puesto que en caso de no subir su llegada sería algo más fácil, aunque ni mucho menos sencilla. Movilla es un entrenador que está siendo una de las grandes revelaciones y apuesta por un fútbol eléctrico, intenso y asfixiante. Destaca también su particular forma de gestionar el vestuario influenciado de gran manera por su pasión por el coaching.

Raúl Garrido es otro de los nombres que suena con fuerza. El técnico valenciano jugó en el Nàstic y su buen hacer en el Olot, del que fue cesado esta temporada, son características que atraen. Se trata de un entrenador que apuesta claramente por el fútbol asociativo y ofensivo y que cuenta con experiencia en la élite, puesto que fue segundo entrenador de su hermano, Juan Carlos Garrido, en el primer equipo del Villarreal. Su conocimiento del grupo III y del fútbol catalán son otros de los puntos positivos que juegan a su favor. En este caso, su perfil sería bastante opuesto al de Toni Seligrat y se aproximaría más al de Xavi Bartolo, el penúltimo entrenador grana.

Por último, otro de los nombres que también tienen posibilidades de ocupar el banquillo es el de Nacho Castro. Su buen papel en el Andorra, fue cesado cuando iba segundo y tenía al Nàstic a tiro de piedra, le convierten en una opción muy interesante a ojos de los dirigentes y la dirección deportiva grana. Al igual que Raúl Garrido también apuesta por el fútbol asociativo y ofensivo. Uno de sus puntos fuertes es la gestión de vestuario, siendo un entrenador muy querido por sus exjugadores.

Otra opción que anda en la terna, aunque con mucho menos fuerza es la de Dani Vidal, técnico de la casa que ha brillado esta temporada con el Juvenil A y la Pobla.



Source link