Saltar al contenido
Diario Extra

Oficio y riesgo para acariciar el play-off

mayo 4, 2021


Dijo Toni Seligrat en la rueda de prensa que él no había sufrido por la victoria. Debió ser el único de todo el Nou Estadi. No hubo ni un aficionado del Nàstic, dentro y fuera del campo, que no tuviera el corazón en un puño durante toda la segunda mitad. Que sí, que daba la sensación que el Alcoyano podía tirarse dos días y no hubiese marcado un gol. Pero esa inquietud que genera el marcador ajustado (1-0) y la poca duración de la pelota en los pies granas, costaban uñas. Al final hubo un final feliz, que ya tocaba, para acariciar el play-off.

4Exhibición defensiva

Unos partidos se ganan en el área ofensiva, como en Villarreal, y otros en la otra área, la defensiva, como sucedió frente al Alcoyano. El Nàstic golpeó rápido a su rival. Un gol a la media hora de juego fue suficiente para sumergir el duelo en un quiero y no puedo del rival. Los alicantinos no supieron meterle mano a un equipo, el de Toni Seligrat, que aguantó estoicamente los tímidos intentos visitantes. Tímidos porque cada vez que proponían una llegad se encontraban con una defensa descomunal. Destacó Trilles, pero ahí estuvieron en su nivel habitual Pol Domingo, como lateral derecho, Jesús Rueda, en su papel de capitán veterano y Joan Oriol, el omnipresente.

4Reivindicaciones

Y es que en un día tan señalado, una final para el devenir del equipo en la liga fue el momento ‘elegido’ para que Trilles y Oliva rescataran su mejor versión. El castellonense lució sus mejores virtudes. Unas habilidades que le otorgan la sobrada capacidad para jugar en categorías superiores. Rápido, inteligente en la anticipación y poderoso en los duelos. Una pesadilla para cualquier delantero. Y hablando de delanteros, destacó Oliva que se reencontró con el gol 17 partidos después del último (en la victoria contra el Llagostera 3-0). «Perdón por el retraso», escribió el atacante de Riudecanyes en redes sociales. Solo por la felicidad que desfermó ayer, se lo perdonamos. Ahora, Gerard, no pares.

7

Posesión

Defender bloque bajo conlleva sus riesgos. Y hacerlo tan pronto un ataque de nervios. Como el que tuvieron los seguidores cada vez que los jugadores del Nàstic despejaban el balón sin miramientos. Sé que la posesión es una estadística que no garantiza nada. Incluso lo contrario. Pero una posesión larga de tanto en tanto, ayuda a sobrellevar finales tan ajustados.

4Jugar finales

Más allá de si gusta o no el planteamiento del técnico Toni Seligrat o si se está de acuerdo con los once elegidos, nadie puede dudar de la competitividad del equipo. Siempre que se ha encontrado en situaciones realmente complicadas ha sacado su versión más fiable. Como hizo en Villarreal o, en la primera fase, contra el Lleida en el Nou Estadi y la remontada ante el Andorra con diez hombres en veinte minutos. Una auténtica garantía de cara a la última jornada y, si se accede, a los play-off de ascenso a Segunda.

7

Guillem Jaime

No quiero imaginar lo que se le pasó por la cabeza al futbolista tarraconense cuando vio que Fullana se reubicaba en el lateral derecho tras la lesión de Pol Domingo. Una decisión que nada tenía que ver con el aspecto deportivo. Estamos de acuerdo que Fullana hizo un auténtico partidazo en el interior, pero jugar de lateral no es lo suyo. Seligrat achacó su decisión a un mal calentamiento de Guillem. Pero aún así, me parece una mala decisión a nivel de gestión de plantilla.

Nadie puede permitirse el lujo de ‘prescindir’ anímicamente de un futbolista. Y menos si se trata de un tipo que ha sido campeón de Europa Juvenil y capitán del Barça B. Una institución en La Masía, que además es de Tarragona. Luego nos quejaremos si los de casa prefieren irse a otros lugares.



Source link